LA UEFA promete mano dura contra los ultras tras lo ocurrido en Bilbao

Está abierta la opción de excluir al Spartak y un duro castigo al Athletic

GRAF7569. BILBAO, 22/02/2018.- Agentes de la brigada móvil de la Ertzaintza, detienen a un aficionado tras varias cargas momentos antes de comenzar el partido entre el Athletic Bilbao- Spartak de Moscú, de vuelta de dieciseisavos de final de la Liga Europa disputado en San Mamés. EFE/LUIS TEJIDO

Hoy todo el mundo alza la voz pidiendo mano dura y señala tanto a la UEFA como a la FIFA como primeros responsables, pero la realidad dice que en muchas ocasiones son los propios implicados los que ponen piedras en el camino de esas posibles sanciones. La UEFA sigue recopilando información antes de dictar sentencia deportiva respecto a lo sucedido en Bilbao y que terminó con el fallecimiento del ertzaina Inocencio Arias. Tal y como ha podido saber MARCA, irá en las dos direcciones, tanto en la del Spartak como en la del Athletic.

Gran parte de lo sucedido tuvo lugar alrededor de San Mamés por lo que la UEFA tiene potestad para juzgar (deportivamente) lo que sucedió y, por tanto, sancionar duramente, con especial énfasis al equipo ruso por su condición de reincidente. Hay que recordar que el Spartak ya fue suspendido esta misma temporada sin la posibilidad de vender entradas a sus seguidores para el partido de Sevilla en la fase de grupos de la Champions. Pues bien, al final y pese a los intentos del Sevilla y de la UEFA, aparecieron rusos en el Pizjuán, demostrando una vez la complicidad de los clubes con sus ultras.

La sanción de la UEFA será dura y habla de posible exclusión del Spartak y un duro castigo al Athletic, pero no olvidemos que los clubes utilizarán todos los resortes posibles para recortar la posible sanción. Seguidores de Lyon y Besiktas protagonizaron una pelea en el mismo césped durante la pasada temporada y los clubes siguen peleando en el TAS su inocencia pese a las imágenes que pudo ver todo el mundo. Fueron sancionados, pero pelearon por reducir la sanción y todavía siguen con juicios en el TAS.

La UEFA ha levantado la voz ante las autoridades europeas ante lo que empieza a considerar peligrosas invasiones por parte de determinados grupos de seguidores, especialmente de equipos rusos. El máximo organismo no tiene potestad para impedir que determinados seguidores se desplacen o no a otra ciudad. Puede cerrar estadios, algo que ha hecho por ejemplo al Legia de Varsovia, partes de la grada, Santiago Bernabéu, o exclusiones de la competición. El Borussia Dortmund tampoco vendió entradas al Legia y en un Grecia-Croacia, tampoco.

La UEFA va a exigir, de nuevo, total colaboración de los clubes lara erradicar a los violentas y pretende que su brazo a la hora de sancionar tenga más poder, pero siempre debe contar con el apoyo de los gobiernos (son los que deben prohibir los viajes de los radicales) y de los equipos. Aleksander Ceferin tiene claro que hay que dar un paso adelante y ser mucho más duro en las sanciones, por mucho que terminen pagando todos por una minoría, que cada vez es menos minoría.

El fallo a todo lo sucedido en Bilbao no llegará antes de diez días. Las investigaciones están abiertas y la UEFA forma parte activa de ellas.

COMENTA! DI ALGO! LO QUE SEA!